#Detectivesnonstop: ¡Aquí estamos sin haber parado!

#Detectivesnonstop: Las misiones de los detectives privados durante el confinamiento

Destacan las disputas por los hijos, los acosos a directivos o los falsos enfermos pillados haciendo ‘running’.

En un primer momento, hubo confusión sobre si los investigadores podían estar en la calle, pero un escrito de 30 de abril del Ministerio del Interior nos autorizaba claramente a seguir haciendo investigaciones en la calle.

Una persona que había pedido la baja por coronavirus en la empresa y a quien los detectives han pillado haciendo ’footing’.

Una persona que había pedido la baja por coronavirus en la empresa y a quien pillamos haciendo ’footing’. 

Sus padres están divorciados. El menor seguía compartiendo su tiempo con los dos durante el estado de alarma, tal y como marcaba el régimen de visitas. Pero siguiendo a la madre, se descubrió que la mujer se saltaba el confinamiento y llevaba a su hijo a «una playa con casetas» en las que le dejaba jugar sin cumplir las condiciones de seguridad y arriesgando la salud del menor. La juezdictó un auto suspendiendo las visitas de la madre mientras no acabe el estado de alarma.

Es solo una de las investigaciones que hemos realizado los detectives privados en tiempos de coronavirus y fases de desescalada en España. Las investigaciones por la custodia de menores han sido una de las misiones más encargadas en estos tiempos de confinamiento, ha habido varios casos en los que un padre se negaba a cumplir el régimen de visitas y entregar al hijo a la madre, alegando que el menor estaba mejor en su casa para pasar el confinamiento.

El estado de alarma y las diferentes fases de desescalada por provincias condicionan los trabajos encargados a los detectives. Nosotros nos dedicamos a investigar conductas y esas conductas se han visto modificadas por la situación actual, al haber menos gente en la calle es mucho más difícil pasar desapercibido, aunque siempre hay maneras de lograrlo.

Bajan los encargos

Los encargos han bajado, pero se han hecho investigaciones con éxito. Algunas, cómo no, de fraude, esta vez fraudes vinculados al coronavirus. Hemos tenido casos de personas que decían a sus jefes que estaban confinados en sitios sin cobertura ni acceso al móvil, que se habían ido a ver a su madre al pueblo, no podían teletrabajar. Y hemos comprobado que el hombre estaba en su casa.

Hemos hecho vigilancias a objetivos desde bien temprano y hemos visto que supuestos enfermos salían a comprar sin mascarillas ni guantes, se veían con otras personas, incluso “hacían deporte”. Otros han sido fotografiados fumando, hablando con gente y aplaudiendo radiantes en los balcones a las ocho de la tarde. No siempre era fácil identificar a un objetivo, muchos llevaban mascarillas.

Una persona que había pedido la baja por covid-19 y a quien se fotografió arreglando el coche.

Ha habido picaresca y algún listo. Una persona que decía que no podía mover el brazo y la tenemos jugando a tenis, otros que han hecho ‘footing’…

No solo hemos seguido en las calles, también se ha investigado desde los despachos y en redes sociales. Han continuado las amenazas y acosos en la red.

Aumentarán los fraudes

En cuanto a las próximas semanas, cuando acabe el confinamiento habrá un aumento de casos de fraudes al seguro. Tendremos mucha gente sin ingresos y habrá más simulaciones de accidentes.

Caso: Un hombre dijo que habían entrado a robar en su casa. Se habían llevado muchas cosas, incluida una televisión de 1.500 euros. El informe fue contundente: Lo fingió. Falsificó facturas y simuló forzamientos en la puerta. Prevemos una escalada tremenda en el tema de los fraudes. Siempre suben en momentos de crisis. Entre trabajadores y empresarios. Habrá muchas personas con la tentación de cometer fraude y ahí estaremos nosotros.

Hombre que había pedido la baja por coronavirus y a quien se fotografió pintando la casa.

Y otro foco del fraude, en este caso al Estado, serán los ERTES y los créditos ICO. Los servicios de inspección cuentan con muy pocos medios humanos y ninguno técnico. Habrá empresarios que reciban las ayudas y empiecen a trabajar sin declararlo, y hay gente que cobra el ERTE y está yendo a trabajar ya. El empresario no les paga nada.

Los detectives queremos que la Agencia Tributaria y la Tesorería de la Seguridad Social establezcan canales para realizar dichas investigaciones. El Estado se ahorraría mucho dinero.

Alarmas con la renta mínima vital

Lo mismo va a ocurrir con la renta mínima vital que el Gobierno ha puesto en marcha, habrá personas que no tengan esa necesidad consigan cobrarla. Nos gustaría ayudar a descubrir esa bolsa de fraude, que mermará las arcas públicas y perjudicará a los ciudadanos que de verdad necesiten la ayuda.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.OK Leer +