Investigadores privados e investigaciones social media

Investigadores privados e investigaciones social media

Aunque todos podamos jugar a ser investigadores privados para airear los trapos sucios de nuestros rivales, la investigación privada es la única vía legal para obtener información confidencial y de hechos o conductas realizadas en privado. Los casos de relevancia y sobre todo aquellos que necesitan una base sólida para servir como prueba judicial necesitas una actuación de detectives profesionales. Como prueba de esto podemos nombrar varios casos mediáticos que en los últimos meses han salido a la luz gracias a la investigación profesional.

En el mundo del fútbol, hemos conocido como la LFP encargó a una empresa de investigadores privados el seguimiento con fotos incluidas, a quienes consideraba sospechosos de los arreglos de partidos que ya se investigan en los tribunales como es el «caso Osuna».

También en la política se ha recurrido bastante a los servicios de investigación, sobre todo por parte de los partidos de la oposición que han sido capaces de desbancara grandes figuras de la política nacional y local gracias a las grabaciones y pruebas relevantes que destapan tramas de corrupción, favoritismos y conflicto de intereses.

Debemos reconocer que los nuevos medios como las comunicaciones vía WhatApp, las conexiones móviles o las publicaciones en Redes Sociales son piezas cada vez más relevantes para destapar los casos investigados y su validez legal sigue ganando relevancia. Internet ha supuesto un soplo de aire fresco para la labor de la investigación privada, que poco o nada tiene que ver con la anticuada imagen de los detectives de novelas.

El creciente uso de las Redes Sociales ha revolucionado la forma en que las personas viven su vida privada. Muchos internautas, sin darse cuenta,dejan pruebas de una infidelidad o una baja laboral falsa que se destapa al rastrear su actividad en Facebook, Instagram o Twitter.

Pero estos no son los únicos casos. Recientemente hemos conocido que Hacienda rastrea perfiles sociales para comprobar si se dispone de viviendas o vehículos de lujo no declarados. Los reclutadores de RRHH pueden destapar unafalsa trayectoria profesional, se investigan ciber-acosos o se localizan personas desaparecidas.

Pensemos que no solo se pueden rastrear las publicaciones sociales, sino también los comentarios publicados con nuestro email en un blog o en un foro. En la red aparecen los nombres y apellidos de las personas que aparecen en el BOE, las multas, los edictos de los ayuntamientos…

Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.OK Leer +